La Catedral de La Plata

La Plata

La iglesia de la Inmaculada Concepción es uno de los edificios emblemáticos de la ciudad de La Plata. Con la decisión de crear esta nueva ciudad para convertirla en la capital de la Provincia de Buenos Aires, a fines del siglo XIX se realizó un concurso de planos para elegir el diseño de la nueva catedral. Este fue ganado por el ingeniero Pedro Benoit, quien proyectó una estructura de estilo neogótico en piedra, con dos monumentales torres, para emplazarse en la plaza central de La Plata (Plaza Moreno), junto al Palacio de Gobierno. La influencia en el diseño provino de las famosas catedrales góticas europeas de Amiens y Colonia, con sus características torres y grandes ventanales.

La PlataLa construcción, que se inició en el año 1884, fue interrumpida llegados los años ’30, debido a que la estructura de la iglesia (entonces llamada Parroquia Nuestra Señora de los Dolores) parecía presentar deficiencias de diseño que no le permitirían soportar las estructuras proyectadas. Por ese motivo, la obra permaneció detenida hasta fines de la década del ’90, cuando el entonces gobernador de la provincia, Eduardo Duhalde, adjudicó las obras de refuerzo de los cimientos, restauración y terminado de la catedral. Una última remodelación del edificio tuvo lugar en el año 2014, cuando se decidió enrejar el perímetro de la Catedral de La Plata para evitar el continuo deterioro de la fachada por los distintos actos vandálicos que tenían lugar en la época reciente.

En actualidad, se conoce a la iglesia como “la colorada”, puesto que su estructura de ladrillos a la vista le impone un color rojo anaranjado. En su interior se erigen tanto un museo que promueve el patrimonio histórico y cultural de la ciudad de La Plata, como así también un ascensor que permite ascender hasta unos 60 metros de altura, desde donde es posible contemplar una maravillosa vista panorámica del centro de la ciudad.